Regala bolas chinas para la luna de miel

Sin duda el artículo erótico más práctico del mundo de los sexshops son las bolas chinas, ya que sus numerosos beneficios las hacen perfectas para cubrir todas las necesidades de las mujeres y las puedes comprar en tiendas como www.sexshop-europa.com

 

Las bolas chinas, o ben wa en su forma original, surgieron hace cientos de años y su uso original era mantener lubricadas a las concubinas del emperador que las inventó.

Las bolas chinas, como su propio nombre indica, son unas bolas que contienen en su interior otras bolas más pequeñas y pesadas que botan con cada movimiento de estas.

Los beneficios de las bolas chinas son muy variados, desde la mejora de la actividad sexual hasta el fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico.

Gracias a las vibraciones que producen las bolas chinas dentro del cuerpo, ejercitan los músculos de la pelvis fortaleciendo toda la zona, previniendo así los desgarros en el parto, las pérdidas de orina, la flacidez y mejorando la calidad de tus relaciones sexuales.

Utilizadas antes de dar a luz previenen los desgarros vaginales y, después, ayudan a restablecer la musculatura y elasticidad perdidas.

El uso de las bolas chinas es muy sencillo: se introducen con cuidado en la vagina dejando fuera el cordón de seguridad que incorporan para extraerlas posteriormente.

Se presentan de una en una o de dos en dos, según las necesidades de cada mujer. Si es la primera vez que se usan es recomendable comenzar primero con una bola y cuando el cuerpo se acostumbre probar con dos. Siempre es mejor lubricar las bolas chinas antes de introducirlas, para evitar roces incómodos.

Una vez colocadas se puede ejercer la actividad normal de la vida cotidiana, evitando el deporte y los movimientos bruscos.

Su limpieza y conservación son igualmente sencillos: lávalas con agua tibia y jabón neutro y sécalas con un paño que no deje pelusas.

Los materiales de las bolas chinas son muy variados, pero las más comunes son de silicona, ya que es muy higiénico, no produce alergias y se desliza con mucha suavidad. Existen bolas chinas de otros materiales más rígidos, dirigidas a personas que ya las usen habitualmente, como cristal o metal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: