La petición de mano: Más que una fiesta

La petición de matrimonio se la hace el hombre a la mujer con una sortija, conocida como el anillo de compromiso. Clásicamente es diseño de un diamante en solitario, hecho en oro blanco o amarillo.

Esta petición viene desde que los padres “negociaban” o “arreglaban” del matrimonio de su hija. Luego de que la familia del novio fuera hasta la casa de la futura esposa a pedir su mano en matrimonio. La ocasión ameritaba que se hiciera una especie de encuentro protocolar, en donde los agasajados eran los padres del joven. Con el fin de que se hicieran las presentaciones correspondientes a cada familia.

Aunque ya no se cumple este evento, si se hace una reunión en honor a los comprometidos. Esta sirve para que las familias, próximas a emparentar, se conozcan mejor. Los novios son los encargados en ir presentando a sus familias a los nuevos miembros.

Anteriormente, este tipo de festejos se hacía porque ambas familias no se conocían, pues no era bien visto que el novio pisara a menudo la casa de su prometida. Por ello, era necesario que se realice dicha fiesta, de esta forma, las familias se podrían conocer.

Estos eventos protocolares quedaron en el pasado. Ahora se lleva a cabo un almuerzo, una merienda o una cena, que se puede realizar en casa de la novia o un restaurante –si son muchos los invitados-. Donde más allá que la familia se conozca se trata aspecto de la boda.

En esta fiesta se reciben regalos para celebrar el próximo enlace matrimonial. Los novios pueden recibir obsequios para su ceremonia eclesiástica o su futuro hogar, aunque estos regalos no deben ser muy llamativos, pues el más importante es el regalo de boda. El regalo del novio a su futura esposa será al sortija de compromiso y de ella a él será un reloj o unos gemelos, según sea el gusto.

La petición de mano. noviasybodas.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: