La luna de miel: ¿Cómo elegir el mejor destino sin terminar en la bancarrota?

La cartera y las tarjetas de crédito son las más perjudicadas cuando de matrimonios se trata porque entran muchos factores en juego: vestido, iglesia, banquete, recepción.

Muchas veces los novios dejan de lado la luna de miel pero aquí te damos algunas alternativas para disfrutar tus primeros días de casada.

Primero que nada es mejor planificar la boda con muchos meses de anticipación para no tener problemas de último momento. Como siempre el presupuesto de los novios es el mejor termómetro para saber si se puede contar con una inolvidable “luna de miel”, sin embargo, a veces contamos con un hermano, tío o abuelo que quiere contribuir con su granito de arena para que la pareja esté feliz.

Para los que no tienen un hada madrina que les regale el viaje inolvidable, no se desanimen porque hoy en día existen paquetes turísticos muy atractivos con precios accesibles. La mayoría de parejas eligen las playas y entre las más solicitadas (por los precios) están las islas del Caribe: Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, entre otros. Los hoteles resorts incluyen todos los servicios en el paquete turístico, tú sólo preocúpate de empacar ropa de verano y un bikini sexy para el marido.

La luna de miel. noviasybodas.es

Si, por el contrario, te atrae más la vida en el campo y tu presupuesto no es tan holgado, te aconsejamos explorar paisajes que están cerca del lugar donde vives pero que por falta de tiempo nunca has podido ir. Por ejemplo, en países de Latinoamérica existen un sinfín de pueblos – alejados de las grandes ciudades- que ofrecen al visitante una manera diferente de hacer turismo: rafting, ciclismo de montaña, parapente, kayak o simplemente conocer la historia de cada pueblo y admirar la arquitectura de la zona.

Si eres de las afortunadas que cuentan con un padrino que quiere lucirse con los novios, te recomendamos elegir un viaje por Europa que incluye países como España, Italia, Francia, Grecia. Cuatro países son más que suficientes para conocer en un mes cómo vive Europa y cómo mantiene su historia a pesar de los años transcurridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: